La importancia de la limpieza interproximal para prevenir enfermedades bucodentales

El espacio que se encuentra entre diente y diente, el espacio interproximal, está ocupado por la encía. Es una zona de difícil acceso, que con el simple cepillado es complicado llegar. En ella se acumula con mayor facilidad el biofilm o placa bacteriana.

De esta forma, las bacterias presentes en el biofilm bucal pueden provocar caries, halitosis o enfermedades de las encías (gingivitis y periodontitis).
Es, por ello, que la limpieza interproximal se hace fundamental para mantener una boca sana o limpia.

El biofilm es el principal causante de las patologías bucodentales, por lo que su correcta eliminación es la base de una boca sana.

El cepillo dental es la principal herramienta para eliminación del biofilm dental y con él conseguimos limpiar el 60% de la superficie del diente, por lo que la mayoría de caries aparecen en el 40% restante, el área interproximal. Asimismo, la mayoría de casos de halitosis oral  y de enfermedades periodontales se desarrollan por acumulación de placa bacteriana en los espacios entre los dientes. Por esta razón, para mantener una boca sin caries y unas encías sanas, es necesario eliminar el biofilm dental de los espacios interproximales de forma diaria.

Y también, una vez al año, aconsejamos las limpiezas en la consulta dental.