¿Sabes cómo afecta el biberón, la lactancia materna y el chupete a la salud bucodental de los niños? Te lo contamos...

En cuanto empiezan a erupcionar los primeros dientes de leche, normalmente entre los seis y los ochos meses, es conveniente llevar a nuestro bebé a su primera visita con el odontopediatra para que nos confirme que todo marcha bien.

Si es así, las revisiones con el dentista las haremos de forma periódica hasta los seis años, aproximadamente, cuando los dientes de leche hayan comenzando a caer y sea necesaria una primera revisión con el ortodoncista para comprobar que no hay ningún problema bucodental que haya que corregir de forma precoz.

A pesar de la poca importancia que pueda darle mucha gente, mantener una correcta higiene y unos saludables hábitos bucodentales durante los primeros meses de vida de nuestros hijos puede prevenir la aparición de muchos problemas futuros.

Juan Carlos Pérez Varela, presidente la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO) insiste en la importancia de que los padres sigamos unas sencillas recomendaciones para evitar que ciertos hábitos infantiles desemboquen en una maloclusión en la etapa adulta.

Seguir leyendo en Bebés y Más